LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS DISTINTOS A LA MEDIACIÓN Y EL COBRO DE HONORARIOS PROFESIONALES A CLIENTES

 

Por: Berta López Alonso
Directora de Desarrollo MayoRE CORPORY

Hemos de partir de un hecho: La Nueva Ley de Mediación, LEY 26/2006, de 17 de julio, con objeto de regular las condiciones en las que debe ordenarse y desarrollarse la actividad mercantil de mediación en seguros privados, dispone una actividad exclusiva para las corredurías de seguros limitando su actividad de tal forma que no podrán prestar a sus clientes servicios distintos a la mediación, ni percibir de las entidades aseguradoras conceptos distintos justificándose en el principio de independencia.

Por lo tanto, los mediadores están vinculados por lo que establecen los artículos 29 y siguientes de Ley de Mediación, interesando reproducir aquí en lo que afecta a la cuestión planteada el artículo 29:

"Artículo 29. Relaciones con las entidades aseguradoras y con la clientela.

2. Las relaciones de mediación de seguros entre los corredores de seguros y su clientela se regirán por los pactos que las partes acuerden libremente y supletoriamente por los preceptos que el Código de Comercio dedica a la comisión mercantil.

La retribución que perciba el corredor de seguros de la entidad aseguradora por su actividad de mediación de seguros descrita en el artículo 2.1 de esta Ley revestirá la forma de comisiones.

El corredor y el cliente podrán acordar por escrito que la retribución del corredor incluya honorarios profesionales que se facturen directamente al cliente, expidiendo en este caso una factura independiente por dichos honorarios de forma separada al recibo de prima emitido por la entidad aseguradora. Si, además de los honorarios, parte de la retribución del corredor se satisface con ocasión del pago de la prima a la entidad aseguradora, deberá indicarse, sólo en este caso, en el recibo de prima el importe de la misma y el nombre del corredor a quien corresponda.

El corredor de seguros no podrá percibir de las entidades aseguradoras cualquier retribución distinta a las comisiones.".


La conclusión es clara, una sociedad cuya actividad este dentro de las reguladas por la Ley de Mediación no debe realizar para sus clientes otros servicios distintos de la actividad mediadora, ni percibir por parte de las entidades aseguradoras ningún abono en concepto de rápeles o subvenciones.

Entonces, como corredor de seguros, surge el problema: si un cliente me solicita un servicio distinto a la mediación, no podré atender adecuadamente dicha petición?, que hacer entonces, dejo a mi cliente desamparado?, le presto el servicio sin contraprestación por el mismo?
La solución se deriva de la propia Ley de Mediación, el corredor deberá recurrir a un tercero.

MayoRe CORPORY, operando como una sociedad de prestación de servicios a través de la cual el corredor, establecida una relación mercantil, presta los servicios requeridos por sus clientes, al margen del artículo 29 de la Ley, por cuanto ninguna intervención tiene MayoRe CORPORY de las tipificadas, y el corredor no percibe ningún honorario profesional de su cliente ya que este paga los servicios contratados a MayoRe CORPORY, que es quien percibe los honorarios por su actuación directamente del cliente.

La Ley de Mediación no regular las relaciones entre sociedades de prestación de servicios (MayoRe CORPORY) y terceros (corredor), que se regularan si así lo acuerdan y siempre dentro de lo establecido por el Código de Comercio y Leyes Complementarias.

A este respecto hay que tener en cuenta que cualquier pago derivado de estas relaciones se deberá realizar mediante factura que emite el mediador a MayoRe CORPORY y debe llevar su correspondiente IVA, y debiendo cumplir la otra parte los siguientes requisitos.

a) Si es una actividad esporádica no sería necesario darse de alta en la Agencia Tributaria (Modelo 036) como una actividad nueva.

b) Si es una actividad habitual habría que dar de alta en la Agencia Tributaria esta actividad y tributar IVA dentro del Régimen General, y dado que esta ejerciendo dos actividades, una con derecho a deducción y otra sin derecho a deducción, entraría en "Regla de prorrata" , que podría ser prorrata genera ó especial, es decir

 


Prorrata General: se podría deducir el IVA SOPORTADO en función de su volumen de facturación, y deberá presentar trimestralmente declaración de IVA (Modelo 300) y anualmente (modelo 390).

Prorrata Especial:

- Las cuotas soportadas en bienes y servicios utilizados exclusivamente en operaciones con derecho a deducción, se deducen íntegramente.

- Las cuotas soportadas exclusivamente en operaciones sin derecho a deducir no pueden deducirse.

- Las cuotas soportadas utilizadas en parte en operaciones con derecho a deducción se deducen en el porcentaje de la prorrata general.

A través de MayoRe CORPORY un corredor puede acceder a la prestación de servicios distintos a la mediación y el cobro de honorarios profesionales a sus clientes, logrando así la excelencia en la gestión prestando un servicio post-venta con valor añadido para sus clientes, y obteniendo un beneficio económico por el mismo.

MayoRe CORPORY, marca que se lanzó al mercado el pasado 24 de mayo en la Semana del Seguro, cuenta en la actualidad con 18 corredurías con alta y ha iniciado contactos con 136 corredurías en todo el territorio nacional. Recordamos que el alta es gratuita y fácilmente realizable a través del formulario de Alta Gratis alojado en la web: www.mayo-re.com/CORPORY.htm


Berta López Alonso
Directora de Desarrollo MayoRE CORPORY

Volver